lunes, 22 de agosto de 2016

Hoy comemos...: Flan napolitano

Buenos días!

hoy os traigo una receta... de rechupete!!! Y se puede hacer  tanto con Thermomix como sin ella, así que no hay excusas para hacerla en casa :)

Muchos de vosotros ya sabréis que he vivido en México, y parte de lo que más me gusta de México es su gastronomía (no en vano, la gastronomía mexicana se declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010) . En especial, hay tres dulces a los que caí rendida desde que los probé: chongos zamoranos, pastel tres leches y el flan napolitano.

Recetas de Kiwilimón



Pues bien, hoy os traigo la receta del Flan Napolitano. Toma nota de los ingredientes, que seguro que los tienes en casa:


  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 1 brick de leche evaporada 
  • 6 huevos talla M o sino, 5 huevos talla L
  • Una gotas de vainilla líquida o un poco de vainilla en pasta
  • Caramelo líquido
 El modo de preparación es muy sencillo. En primer lugar, precalentamos el horno a 220ºC. Posteriormente, cubrimos con caramelo líquido el fondo de un recipiente donde haremos el flan. Yo he utilizado un envase de alumino de usar y tirar, me gusta usar este tipo de envases pero puedes utilizar cualquier tipo de recipiente que sea válido para el horno.


A continuación, ponemos el resto de ingredientes en la batidora de vaso o vaso de la Thermomix (leche condensada, leche evaporada, huevos, vainilla). Licuamos hasta que todo se haya integrado.


Ponemos el molde del flan en un recipiente con agua para hornear al baño maría, y vertemos sobre este recipiente el líquido batido en la batidora.


Ponemos el recipiente en la bandeja del horno a altura media, con calor arriba y abajo sin ventilador, a 180ºC durante 60 minutos (el tiempo dependerá del tipo de horno que tengas, para estar seguros de que el flan está hecho, pinchadle con un cuchillo y cuando el cuchillo salga limpio, sacadlo del horno).

Como podéis ver, yo cubro el flan con un trozo de papel de plata, para evitar que se queme o haga costra por arriba, ya que al final esa zona se quedará más reseca. Pero eso es opcional, si os gusta quemadito o con costra, no hace falta que cubráis el flan.

Cuando el flan ya esté cuajado, lo sacamos del horno y lo dejamos templar unas 3-4 horas antes de meterlo en la nevera.



Yo suelo hacer el flan por la tarde, así se atempera y luego está toda la noche en la nevera y sé que para el día siguiente, estará listo para comer.

Una vez que se haya templado y enfriado en la nevera, está listo para servir (esta es la mejor parte!!!).

Textura firme, consistente, sabor delicioso, rápido y fácil de hacer, y barato. ¿Qué más se puede pedir?


Buen provecho amigos! yo me voy a terminar mi trozo de flan :)


Espero que os haya gustado la receta y si probáis a hacerla, me mandéis fotos y contéis si os ha gustado (seguro que os gusta, porque es Patrimonio de la Humanidad, jejejeje).

Nos vemos la próxima semana, que tengáis feliz semana!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...